Impresión 3D en el espacio

La primer impresora 3D enviada al espacio fue en el año 2014 por la agencia Espacial Estadounidense, NASA.

Esta impresora fue diseñada para fabricar piezas y herramientas a bordo de la EEI, lo que permitiría a los astronautas imprimir objetos en el espacio en lugar de enviarlos desde la Tierra. Esta tecnología tenía como objetivo reducir la dependencia de las misiones espaciales en el suministro de piezas desde la Tierra y abrir nuevas posibilidades para la exploración espacial a largo plazo.

Como explicaba Dave Korsmeyer en una entrevista en The Guardian, «si quieres adaptarte, debes ser capaz de diseñar y construir materiales y producto en órbita, y ahí radica el éxito y la necesidad de la impresión 3D»

Lo que han impreso es una pequeña placa que dice «Made in Space» Lo han unido a la impresora -se llama Zero-G- que se encarga de dar formato a los objetos creados en el espacio.

En la actualidad, empresas como Boeing y Airbus, siguen utilizando la impresión aditiva para crear piezas cada vez más complejas y ligeras que serán utilizadas en los satélites.

Carrito de compra
Scroll al inicio